Comenzar un negocio propio representa una gran inversión tanto económica como intelectual, además de un gran esfuerzo personal; por lo tanto deberás tener en cuenta lo siguiente:

Deberás armar tu plan de negocio. Hazlo por escrito; este documento será una guía en donde establecerás las acciones que tendrás que realizar para la puesta en marcha y promoción de tu negocio.

Pregúntate cuál es el mejor financiamiento. ¡Compara!, busca el costo y condiciones de pago que más te convengan. Asegúrate de evaluar todas las posibilidades que hay en el mercado para tomar una buena decisión.

¿Cuánto necesitas? Esto depende directamente de los requerimientos de tu negocio, tales como: materia prima, control de inventarios, maquinaria, equipo, entre otros.

¡No olvides estos consejos! Y te darás cuenta que emprender no es tan complicado como muchos piensan.

Whatsapp Messenger
Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close