¿Te ha pasado que el dinero se te escurre como agua entre los dedos y, por más que piensas que estás ahorrando, al final del mes no te quedó lo que deseabas?

Si no lo sabes administrar, el dinero se escapa como el viento, y muchas veces estos escapes son casi invisibles e imperceptibles a tus sentidos.

Ahorrar suena complicado, pero… no lo es tanto. Aquí te damos algunos tips súper fáciles de aplicar, que si los usas correctamente, notarás cómo esos pequeños escapes, dejarán de ser fugas de dinero y finalmente se convierten en ahorro.

  1. Haz un presupuesto mensual. ¡Organízate!, así sabrás cuánto ganas, cuánto gastas y cuál es tu posibilidad de ahorro.
  2. Aprende a distinguir entre qué compras por necesidad y qué compras sólo por deseo. Así evitarás compras innecesarias.
  3. Evita los “gastos hormiga”. Recuerda que son los gastos chiquititos, como comprar un refresco, chicles, cigarros, etc. Al evitarlos podrás tener mayor margen de ahorro.
  4. Establece metas para el ahorro. Estas metas puedes dividirlas en corto, mediano y largo plazo.
  5. Antes de confiar tu dinero a alguna institución, verifica que esté debidamente autorizada y regulada por las autoridades.

Ahora ya no tendrás pretextos para decir que tu dinero no te rinde, con estos consejos será todo lo contrario.

Whatsapp Messenger
Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close