No es muy común pensar en la prevención de situaciones adversas como enfermedades y hasta la muerte, resulta más fácil encontrar excusas para no considerar tal situación. “No tengo planes de morirme todavía”, “soy joven y tengo buena salud”, “mi pareja podrá hacerse cargo de los chicos”, “mis padres pueden ayudar”, etc.

Sin embargo, pensar en esto, no significa que ya te va a suceder, simplemente es una forma de estar preparada en caso de que llegaran a presentarse estas situaciones.

Por ello, es importante considerar opciones que puedan respaldarte, como un Seguro de Vida. Con esto, tendrás la certeza de estar protegida y dejar protegidos a tus familiares económicamente en caso de imprevistos.

El Seguro de Vida*, te brinda increíbles beneficios como la posibilidad de contratarlo sin exámenes médicos, además los pagos son flexibles y el pago es del 100% de la suma asegurada, FINSOL te apoya con un financiamiento.

Qué esperas para obtenerlo, sólo necesitas contar con un Crédito activo Finsol. 

*El Seguro de Vida es financiado por Finsol

Whatsapp Messenger
Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close