Seleccionar página

Hay gastos en el hogar que deben llevarse a cabo de forma constante, y no se pueden evitar, como la compra de la despensa o el pago de servicios, uno de ellos; la energía eléctrica. 

Como todos sabemos, este servicio se paga en función del consumo que tengas, y ahora que debemos pasar más tiempo en casa, es probable que se eleve, lo que podría significar un riesgo a tu bolsillo.

Si quieres que tu consumo de luz no se eleve por las nubes, existen ciertas recomendaciones que puedes seguir, evitando que tu recibo llegue muy alto.

  • Olvídate de los focos viejos

Lo primero que debes hacer para ahorrar luz es cambiar los viejos focos incandescentes por focos ahorradores, ya que duran más y utilizan menos electricidad.

  • Aleja el refrigerador de fuentes de calor

Recuerda poner tu refrigerador lejos de la estufa, o alguna otra fuente de calor, ya que esto ocasionará que el motor trabaje más para poder enfriar.

  • Revisa la instalación de tu casa

No hay otra cosa que genere más gastos en energía eléctrica que tener la instalación dañada o en malas condiciones. Estas ‘fugas’ de luz pueden ocasionar cortos circuitos y dañar tus aparatos. Lo mejor es que le des mantenimiento periódicamente, para evitar malos ratos.

Y tú, ¿tienes hábitos que te permiten ahorrar energía eléctrica?

Whatsapp Messenger
Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close