Seleccionar página

Primero que todo, debes quitarte la idea de que tener un Crédito es “peligroso”. Si te organizas para realizar tus pagos a tiempo puede ser una de las mejores herramientas financieras para alcanzar tus metas.

La mejor parte de adquirir un Crédito es que puedes utilizar ese dinero de manera rápida, comienzas a tener historial crediticio, lo comienzas a pagar después de haber recibido el dinero y puedes adelantar pagos para disminuir intereses.

Pasos a seguir para que te digan que SÍ

  1. No tengas miedo a decir cuánto ganas
    Esto medirá tu capacidad de pago y con base en eso determinarán cuánto es el dinero que pueden prestarte.

  2. Habla de tu historial crediticio
    Si en algún momento tuviste otro Crédito, cuéntales (las financieras saben todo). Todo queda registrado en tu historial del buró de Crédito.

  3. No te desesperes
    Si no te autorizan el Crédito, mantén la calma y no vayas a solicitar otro Crédito en otra institución financiera. Todos tus movimientos quedan registrados y no te van a autorizar futuros créditos si ven que le andas pidiendo prestado a todo mundo.

Tienes que evaluar cuál es la mejor opción para ti, todas las empresas financieras son distintas. Estos tres puntos te ayudarán a convertirte en un buen candidato a Créditos. Úsalos sabiamente.

Whatsapp Messenger
Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close