Diciembre es el mes de las fiestas; navidad y año nuevo, son las más representativas. Y por supuesto, hablar de fiestas, es hablar de gastos. Pero cuidado, ¡no te excedas! 

Para que no hagas fiesta en tu cartera y no pierdas tu estabilidad financiera, te damos algunas recomendaciones:

Evita las compras por impulso. Es muy común que la euforia de la celebración te lleve a gastar de más, recuerda evitar estos impulsos. Para ello propón un presupuesto límite y respétalo. 

Celebra con amigos o familiares. Siempre es mejor repartir los gastos, recuerda que no es lo mismo gastar tú solo, que dividir los gastos de la cena y demás, entre todas las personas presentes.

No exageres con los adornos navideños. Aunque las casas se vean increíbles con decoraciones, trata de hacerlo coherentemente. Reduce al máximo los gastos innecesarios, si tienes los adornos del año pasado, úsalos.

Si bien es cierto que en estas fiestas lo importante es disfrutar la compañía de tus amigos y familiares, recuerda siempre considerar tu presupuesto.

Whatsapp Messenger
Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close