Como todas las grandes crisis, el coronavirus da la oportunidad de reivindicar muchos malos hábitos, costumbres y vicios. Es momento de pensar en el largo plazo.

Aquí encontrarás algunas lecciones financieras que debes aprender para que puedas tomar las acciones necesarias que te llevarán a estar mejor preparada en el futuro.

El valor de los fondos de emergencia

En momentos de incertidumbre como los que vivimos, estos fondos reducen el estrés, te permiten continuar por un tiempo con tu ritmo de vida y tus compromisos financieros. 

Si te has aplicado en tener un fondo para emergencias, entenderás este punto, pero si no, es momento de que hagas un plan de acción y comiences a ahorrar.

En tu presupuesto maximiza el valor de cada peso
En tiempos de estrés financiero, saber en qué se gasta cada peso toma relevancia. De ahí la importancia de tener un presupuesto de gastos mensual lo más detallado posible. Desde la renta, el pago de deudas y hasta lo que gastas en comidas fuera de casa, ropa y entretenimiento. Con este panorama podrás tomar decisiones de recortes y ahorros. Un plan de gastos mensual revelará todas tus opciones. 

No tomes decisiones a corto plazo que, a la larga, perjudiquen tus finanzas Utilizar dinero de tus ahorros o endeudarse no es la mejor salida, no tomes decisiones apresuradas para aliviar la incertidumbre que se vive hoy en día. Replantea cómo y en qué gasta la familia y crea un nuevo modelo de consumo, así como áreas de ahorro.

Como ves, dentro de toda esta turbulencia de emociones e incertidumbre hay importantes aprendizajes que, si los ejecutas desde ahora, las cosas lucirán menos tensas con el pasar de los meses.

Whatsapp Messenger
Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close