Las promociones y los descuentos son algo que a todo el mundo le gusta, sin embargo, debes tener en cuenta que comprar sin medir las consecuencias puede traer serios problemas financieros.

Es importante que no compres impulsivamente sólo porque quieres “aprovechar” las ofertas, mejor, antes de comprar algo pregúntate lo siguiente:

  • ¿Hacer esta compra afectará mi presupuesto?
  • ¿Vale la pena el gasto?
  • ¿Qué pasa si no lo compro?
  • ¿Esto es un capricho o en verdad lo necesito?

Tener cuidado con tus finanzas no quiere decir que dejes de comprar, sino que lo hagas de manera inteligente y sin dañar tu bolsillo.

Whatsapp Messenger
Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close