Para saber cuánto gastas en tu negocio debes conocer los costos fijos y los costos variables, así podrás tener un mejor panorama y mejorarás tus finanzas empresariales.

Los costos fijos son aquellos que siempre debes cubrir, independientemente de las ganancias que tu negocio haya otorgado. Algunos de estos gastos son servicios como luz, agua, gas, renta, sueldos (si cuentas con empleados) y la reinversión.

Los costos variables son los que se presentan de vez en cuando y de forma inesperada, por ejemplo; si vendes comida y tu proveedor aumenta el precio del jitomate, se puede considerar como un costo variable, ya que es algo que no tenías previsto.

Para que tu negocio crezca de forma exitosa, es necesario mantener los costos fijos tan bajos como puedas o buscar una forma de disminuirlos.

Trata de tener un “colchoncito” de dinero para que no te afecte algún costo variable como reparaciones o el aumento en el resurtido de tu mercancía.

Conocer los costos fijos y variables de tu negocio te ayudará a tener una mejor organización con tu dinero.

Whatsapp Messenger
Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close