Si quieres tener una buena iluminación en tu hogar y no pagar ‘las perlas de la vida’, debes utilizar los focos correctos, así, aparte de energía ahorrarás dinero. 

Según datos de la Condusef, el 30% del consumo eléctrico de una familia promedio se utiliza para iluminar el hogar, por lo que reducir el gasto en este rubro es posible si eliges correctamente tus focos.

Por ejemplo, los focos tipo LED consumen 80% menos energía eléctrica y duran 10 veces más que uno incandescente, además desprenden menos calor que los normales, por lo que sus emisiones de dióxido de carbono son prácticamente nulas. 

Elige el tipo de foco que más te convenga, existen distintos que se pueden adecuar a tus necesidades y sobre todo a tu bolsillo. También es importante revisarlos constantemente, por ejemplo, si uno está “parpadeando” debes cambiarlo inmediatamente ya que está consumiendo más energía eléctrica o podrías tener fallas en tu sistema de electricidad.

Y recuerda, para que tus focos duren más y ahorres en tu consumo eléctrico, procura apagarlos cuando no se estén utilizando.

Whatsapp Messenger
Chatea con nosotros
icon-chat
icon-close